[responsivevoice_button voice="Spanish Latin American Female" buttontext="Escuchar publicación"]

Este proceso está dispuesto en el decreto 1575 y permite mejorar la calidad del servicio de agua. Conoce los beneficios.

Dando cumplimiento al decreto 1575 de 2007, la Empresa Ibaguereña de Acueducto y Alcantarillado, IBAL, se prepara para el lavado de los tanques ubicados en los diferentes distritos hidráulicos de la Capital Musical.

Se trata así, del control sanitario dispuesto por el Gobierno Nacional para seguir garantizando la calidad de agua que consume el ser humano.

Según Rodrigo Herrera, director de Planeación, el proceso se hará por varios días, para garantizar el suministro en los 13 estructuras de compensación del servicio con los que cuenta la Capital Musical, algunos de los más representativos son:

Tanque 1: Belén-Aurora.
Tanque 2: Belén- Ciudad
Tanque 3: Cerro Gordo.
Tanque 4: La 15.
Tanque 5: La 29.
Tanque 6: Piedra Pintada.
Tanque 7: Alsacia.
Tanque 8: Belén-Mirolindo.
Tanque 9: Picaleña.
Tanque 10: Ambalá.

Lavado de tanque

“La norma es clara, nos pide como mínimo lavar y desinfectar, los tanques de almacenamiento de aguas tratadas dos veces al año. Esto con el fin de mejorar el líquido vital que llega a los hogares y poder quitar la acumulación de biopelícula que se presenta por el flujo normal del agua”, explicó el funcionario.

Herrera, también agregó, que esta acción permite evitar que algunos microorganismos que no son desechados con el lavado normal salgan, cómo sucede con los procesos que se hacen en las piscinas y albercas, además, ayuda con el control en la distribución había las viviendas.

“Durante la actividad también podemos supervisar cómo se encuentran los tanques. Recordemos que esto es una exigencia que como entidad prestadora del servicio tenemos y están consagradas en la Ley 142 de 1994 y las disposiciones que la reglamentan”, añadió.

Publicaciones Similares