[responsivevoice_button voice="Spanish Latin American Female" buttontext="Escuchar publicación"]

La Empresa de Acueducto y Alcantarillado IBAL informa que se inició el proceso de cobro para aquellos usuarios que no están al día con el pago de arreglos en las redes domiciliarias,  lo que técnicamente se conoce como órdenes de trabajo de emergencia de acueducto (OTEAS).

En total son más de mil 200 usuarios los que deberán pagar dichos servicios, teniendo en cuenta que cuando el IBAL  cambia una acometida domiciliaria de acueducto o alcantarillado es el usuario quien debe pagar dicha reparación, tal como lo establece la Ley 142 de 1994 de servicios públicos.

Así lo explica el gerente del IBAL, José Alberto Girón Rojas. “Después de una actualización detectamos que por hacer  reparaciones en redes domiciliarias nos están debiendo más de 300 millones de pesos, por eso iniciamos el proceso de cobro. Pero, infortunadamente se están presentando muchas reclamaciones porque a las personas se les olvida cuando la empresa les presta este tipo de servicios”.

El funcionario también explicó que el cobro incluye la mano de obra y  los materiales. Además sostuvo que  el dinero recaudado se invertirá en arreglos de bocatomas, redes de acueducto, alcantarillado y obras para mejorar el servicio.

“El valor del arreglo se hará a través de la factura en una sola cuota. Sin embargo, el usuario que tenga dificultades para la cancelación de la deuda, deberá presentarse en el punto de atención de la calle 39 con   Quinta para solicitar un acuerdo de pago”, concluyó el ingeniero Girón Rojas.

Publicaciones Similares