Con habilitación de líneas de conducción y apoyos de otros tanques de almacenamiento, se dá la continuidad del líquido vital.

Más de 25 días completa la suspensión de la bocatoma Chembe en Ibagué, por eso desde la Empresa Ibaguereña de Acueducto y Alcantarillado, IBAL, se cumplen diferentes actividades hidráulicas y de suministro de agua, para garantizar la continuidad del líquido vital a los usuarios de la comuna Siete, que se abastecen de este afluente.

Según Vanessa Barrero, líder de Acueducto del IBAL, se habilitaron líneas de conducción y se apoya con el tanque de Ambalá, para evitar el desabastecimiento y cumplir con el suministro  de acueducto a los usuarios.

«Debido a los deslizamientos que se encuentran en la parte alta de las montañas, por la temporada de lluvias, no se ha logrado restablecer la captación, es decir  que bajen los niveles de turbiedad para el proceso de compensación del sistema y tratar el caudal adecuado para nuestros usuarios», dijo Barrero.

Agregó, que en sectores como Montecarlo se cumplen activaciones de algunas tuberías para mejorar presiones y tener la calidad del suministro de forma óptima y de manera constante.

«También seguimos con acciones de regulación en algunos distritos hidráulicos para apoyarlos los que tiene dificultades con el acceso al agua», precisó la funcionaria.

Publicaciones Similares