Con la aplicación de químicos y movimientos hidráulicos volvió el caudal a la quebrada que duró suspendida más de 40 días.

Gracias al trabajo operativo del personal de la Empresa Ibaguereña de Acueducto y Alcantarillado, IBAL, se logró restablecer la captación de la quebrada Chembe, que llevaba suspendida más de 40 días.

Según la gerente de la entidad, Érika Palma Huertas, gracias a la reducción de las lluvias, con la aplicación de químicos y aporte de los funcionarios, se inició el proceso de potabilización de los primeros litros a la planta que surte con el líquido vital a los usuarios de la comuna Siete.

«Esta es una planta pequeña que, de acuerdo con su diseño, no opera continuamente si las turbiedades son altas; por eso, tras varios análisis con el personal técnico decidimos aplicar el químicos para evitar la turbiedad que baja por el afluente y activar su trabajo», explicó la funcionaria.

Asimismo, la funcionaria agregó que desde anoche se inició con el llenado del tanque de almacenamiento Alsacia, y los habitantes del distrito hidráulico número Siete, contarán con la continuidad del servicio de acueducto que ofrece el IBAL.

«Debido a que es una planta que tiene como limitante una capacidad máxima de operación de turbiedad en agua cruda de 80 NTU, esto hace que se afecte la operación en temporada de lluvia; en otras palabras, nos ocasionó tenerla suspendida por más de 40 días, desde el pasado 25 de mayo. A raíz de este hecho, este fin de semana iniciamos pruebas con la aplicación de químico coagualante con el fin de generar aglutinación de los coloides presentes en el agua y aumentar así su capacidad operativa», sostuvo Palma Huertas.

Finamente, la Gerente indicó que con dicha prueba se espera una operación con caudal reducido y un aumento ostensible en las actividades de lavado de los 24 filtros con los que cuenta la Planta de Tratamiento de Agua Potable.

Publicaciones Similares