[responsivevoice_button voice="Spanish Latin American Female" buttontext="Escuchar publicación"]

Con el propósito de regular  la prestación del servicio de acueducto en  sectores residenciales que están conectados de forma directa a la redes de conducción principal de  la empresa de Acueducto y Alcantarillado – IBAL, se  llevó a cabo una jornada de atención especial en la hacienda La Miel (kilómetro 7 vía Bogotá).

De acuerdo con la oficina de Control Pérdidas se registraron 63 matrículas; es decir que estos nuevos usuarios nuevos se acogerán al cobro del servicio a través de la factura y  dejarán de pagar por promedio.

Adicionalmente, durante la brigada de atención especial, las cuadrillas de emergencias repararon fugas y daños del sector.

“Con la legalización de estas matriculas  el IBAL podrá hacer una medición exacta y un cobro real de los consumos, lo que permite: mejorar los ingresos de la empresa y al mismo tiempo garantizarle un mejor servicio a nuestros usuarios”, Informó Lady Bonilla, jefe Control Pérdidas.

 Este tipo de actividades se seguirán ejecutando en la ciudad. La próxima visita está programada para el 22 de abril en el  sector de Ambicaima.

Publicaciones Similares