Con la captación de las tres bocatomas, Chembe, Cay y Combeima; con carrotanque y el uso racional del líquido vital, se evitará el desabastecimiento.

Debido a la temporada de más lluvias en Ibagué se podrán presentar variaciones en el suministro de agua potable. Por lo anterior, desde la Empresa Ibaguereña de Acueducto y Alcantarillado, Ibal, permanecen activos los protocolos para atender los impactos de las precipitaciones en el sistema hidráulico.

«Hemos tenido algunos cierres en nuestras bocatomas, pero eso obedece a la alta turbiedad en las afluentes que no permite una correcta potabilización; sin embargo, no quiere decir que la ciudad se quede sin agua, solo que se hacen unas regulaciones para que una vez pase la afectación por el clima, la presión en el servicio sea continua y disminuyan los daños en las redes», destacó Vanessa Barrero, líder de Acueducto del Ibal.

De otra parte, la funcionaria señaló que el Ibal cuenta con un equipo operativo para atender los puntos críticos en la Capital Musical, cuando el servicio se ve interrumpido en los diferentes distritos.

“Tenemos varios equipos operativos pendientes en nuestras plantas y en bocatomas trabajando para hacer las respectivas limpiezas y llevar a cabo los protocolos que se activan por las emergencias”, acotó Barrero.

Finalmente, se reitera la invitación a los usuarios sobre el uso racional del líquido vital, y solicitar a la entidad el apoyo ante alguna baja presión en el sistema, pues se tiene disponibilidad del servicio de carrotanque, en las líneas 116 y/o 3133931214.

Publicaciones Similares